ExperienciasFormación de Talento

Carmen Ascensión Vega, nos explica su larga trayectoria internacional en corto espacio de tiempo

By 2 junio, 2017 mayo 14th, 2020 No Comments

¿Qué modalidad de beca cursaste?

Participé en las becas de negocios internacionales en la modalidad de organismos internacionales en el aňo 2014-2015 en la oficina de la Corporación Financiera Internacionalgrupo Banco Mundial en Johannesburgo, Sudáfrica.

«…, salir al exterior requiere de voluntad y empeño, pero también es riesgo, y el riesgo como mejor se mide es intentándolo.»

¿Cuáles fueron tus funciones?

Fui seleccionada para trabajar específicamente en el departamento de Finanzas y Mercados que promueve diferentes proyectos orientados al acceso al crédito en los países del Africa sub-sahariana. Si bien es verdad, que al principio mi función estaba relacionada en apoyar directamente al equipo que trabajaba en los proyectos de creación de registros mobiliarios para facilitar el acceso al crédito de las micro, pequeñas y medianas empresas. Luego acabé involucrada como líder de algunos proyectos relacionados con la mejora de los sistemas de información crediticia; por medio del asesoramiento y la asistencia técnica a los bancos centrales de cada país.

¿Qué te motivó orientar tu andadura profesional hacia el comercio internacional?

Desde muy pequeña, dada mi pasión por viajar, los idiomas y las diferentes culturas, siempre supe que quería orientar mi futuro profesional hacia el sector de las relaciones internacionales. Al terminar mi licenciatura en Derecho y haber vivido en diferentes países, aprendiendo otros idiomas y culturas, me decanté por opositar al cuerpo diplomático. No obstante, fue el máster de negocios internacionales de Proexca el que me ayudó a sumergirme en el tan actual mundo del comercio internacional que considero es clave para cualquier empresa que desee crecer, y/o sobrevivir, en épocas de crisis.

¿Qué destacarías de tu experiencia como becaria?

La verdad es que tengo que decir que yo en mi caso particular tuve mucha suerte pues me topé con un equipo fantástico que nunca me trató como becaria. Sino, al revés, cada vez me iban dando más funciones y responsabilidades para que fuera cada vez más independiente.  Así que, en resumidas cuentas, mi experiencia como “becaria” fue muy buena. Además, si queremos aprender, todos tenemos que pasar por la etapa de ser becario y si es adquiriendo cada vez más funciones y más responsabilidades, mucho mejor. Pero para ello es clave toparse con un buen equipo y mejor jefe.

Una de las cosas más apasionantes diría yo que ha sido haber tenido la oportunidad de viajar a tantos países: Zambia, Zimbabwe, Malawi, Kenya, Rwanda, México, Brazil, Turquía, Washington, etc y, obviamente conocer de cerca África y los africanos, y dejar de verlos como países vecinos y empezar a verlos como amigos y profesionales.

¿En qué medida esta formación especializada supone una mejora en tus expectativas laborales?

Empezar a trabajar en un organismo internacional, no es nada fácil. Hay muchas personas muy formadas que sueňan con hacerlo. En mi caso particular, fui muy afortunada, puesto que el máster de negocios internacionales de Proexca me permitió obtener esta plaza además de los contactos que poseo actualmente, que son los que al fin y al cabo te abren las puertas de un mundo tan complejo a la par que apasionante como es el mundo de las relaciones internacionales.

¿Actualmente, ¿qué tareas profesionales estás desarrollando?

Tras mi período de becaria, el Banco Mundial de Sudáfrica me contrató para que siguiera ejerciendo las mismas funciones en el mismo departamento y con el mismo equipo. Actualmente, tenemos proyectos en la mayor parte de los países del Africa sub-sahariana y es muy interesante poder viajar a cada uno de ellos y conocer de cerca sus obstáculos hacia el progreso. Nuestros proyectos están orientados, como dije anteriormente, en el área del acceso al crédito pero éste no es más que uno de los muchos problemas que padecen pero no menos importante; ya que si conseguimos que aumente el porcentaje de población que tiene acceso al crédito, muchos otros problemas como, la pobreza, se verán directamente beneficiados.

¿Recomendarías a una empresa salir al exterior?

Definitivamente. Aunque yo soy de la opinión de que habría que estudiar minuciosamente el potencial de cada empresa. Además, salir al exterior requiere de voluntad y empeňo, pero también es riesgo, y el riesgo como mejor se mide es intentándolo.

¿Y a otros recién licenciados?

Si te gustan los desafíos, viajar, conocer otras culturas, aprender otros idiomas, vivir en otros países…y estar en continuo aprendizaje, POR SUPUESTO.  Hay que salir de la zona de confort, y en épocas de crisis, aún más. Hay épocas en que nuestro mercado nacional está saturado por lo que hay que buscar el trabajo donde nos reciban y, sobre todo, donde valoren nuestras cualidades profesionales y donde podamos aportar y crecer a la vez.

Más información: Impresiones de Exbecarios de PROEXCA (junio 2016)