Atracción de inversionesCanariasNoticias Proexca

Canarias gana atractivo como plató de cine al excluirse del impuesto mínimo

By 8 noviembre, 2021 No Comments


La tributación del 15% en Sociedades no afecta a los incentivos audiovisuales en Canarias pero sí en la Península La inversión en I+D también cobra ventaja.

El tipo mínimo del 15% en el Impuesto sobre Sociedades ha pasado de ser una amenaza al Régimen Económico y Fiscal (REF) a convertirse en un aliado. Los incentivos del fuero canario están excluidos de la tributación mínima, lo que de forma automática dota de un mayor atractivo a las deducciones por actividades de Investigación y Desarrollo (I+D) y por producciones audiovisuales nacionales. La producción de una serie o película española permite acceder a deducciones en el Impuesto sobre Sociedades en todo el territorio nacional, si bien el incentivo es más potente en el Archipiélago en aplicación del REF, que no es más que una herramienta para paliar las trabas al desarrollo socioeconómico que implican la insularidad y la lejanía respecto del continente.

Tras la entrada en vigor de los presupuestos generales del Estado para 2022 -que en estos momentos se están discutiendo en las Cortes Generales-, las grandes productoras, esas que facturen al menos 20 millones anuales o que tributen bajo el régimen de consolidación fiscal, deberán pagar por Sociedades una cantidad mínima equivalente al 15% de la base imponible del impuesto. Podrán seguir beneficiándose de las deducciones al cine si la película se rueda en Madrid, Teruel o Calatayud, pero siempre con ese suelo del 15%, mientras que si la misma película se graba en Arguineguín, Arona o Arrecife, el incentivo -ya de por sí más jugoso en Canarias está excluido de la tributación mínima. Y lo mismo pasa con la deducción por actividades de I+D, subordinada al mínimo del 15% en la Península y Baleares pero exenta en el Archipiélago.

De hecho, todas las ventajas fiscales del REF quedan al margen de la tributación mínima, si bien los efectos de esta excepción son especialmente visibles en las actividades de I+D y los rodajes nacionales.

¿Y por qué no en los rodajes internacionales?

Pues porque los incentivos a las producciones internacionales se materializan en forma de tax rebate, es decir, se le reintegra a la empresa extranjera un porcentaje de la inversión, ya que se trata de firmas que no tienen cuota en España. Al no tener cuota que declarar en el país, no tiene sentido que el incentivo sea en forma de tax credit, que es el que se concede a las producciones nacionales. En este caso, el incentivo es un crédito fiscal, un descuento en lo que se ha de pagar por el impuesto. Con la nueva tributación mínima, esta rebaja en ningún caso podrá llevar el tipo del impuesto por debajo del 15%, salvo que el documental, la serie o la película, eso sí, se rueden en el Archipiélago.

En el caso de las grandes productoras, o de cualquier otra gran empresa que invierta en una producción nacional, la ventaja competitiva que gana Canarias con el impuesto mínimo resulta evidente. Pero el impacto en favor de la economía isleña puede ser aún mayor en el caso de las actividades de I+D También los incentivos fiscales a las actividades de investigación y desarrollo que establece el REF quedan al margen del impuesto mínimo. De este modo, la gran empresa que invierta en investigación y desarrollo en Madrid, por ejemplo, deberá tributar en todo caso por ese 15% con independencia de cuánto invierta, mientras que en Canarias, esa misma empresa puede reducir el porcentaje muy por debajo de ese mínimo si el volumen de inversión es considerable. El Archipiélago puede así convertirse en un importante polo de atracción para grandes firmas dispuestas a trasladar sus actividades de I+D a la Comunidad Autónoma.

La Ley de presupuestos generales del Estado para 2022, que es donde el Ministerio de Hacienda ha aprovechado para introducir la nueva tributación mínima en el Impuesto sobre Sociedades, también exceptúa a la Zona Especial Canaria (ZEC). La ZEC es el área de baja tributación de la Comunidad Autónoma. Las entidades que se acogen a la ZEC pueden llegar a tributar por un tipo reducido del 4% siempre que cumplan una serie de requisitos de inversión y empleo. La estricta exigencia de estos requisitos, explica el presidente de la ZEC, Pablo Hernández, es la que, a su juicio, hace ahora posible que los incentivos del REF y la misma Zona Especial queden al margen del impuesto mínimo.

Las grandes firmas pueden ver un atractivo en la deslocalización de su I+D en la región

«El buen hacer de las administraciones implicadas con los incentivos canarios, siendo muy estrictas a la hora de requerir que la inversión y los empleos se creen de forma efectiva en Canarias, es la gran baza que ahora hace que los mecanismos para combatir los incentivos ilegítimos de otras jurisdicciones nos impacten muy poco», expone Hernández en referencia también al impuesto mínimo global ya aprobado por el G-20.

Fuente: https://www.laprovincia.es/