ExperienciasFormación de Talento

Clara Chico Margot, después de un tiempo en el mundo de la internacionalizacion

By 8 febrero, 2017 mayo 14th, 2020 No Comments

¿Qué modalidad de beca cursaste?

Cursé el Programa de Jóvenes Expertos en Licitaciones Internacionales de Proexca en el 2011.

«Es una decisión importante dado que los recursos exigidos al inicio son cuantiosos, tanto monetarios como humanos, y la mayoría de los casos son acciones que darán sus frutos en el medio plazo, no con beneficios inmediatos»

¿A qué país o empresa canaria fuiste destinada?

Cursé la beca en ICINCO, laboratorio de control de calidad de materiales de la construcción y centro de investigaciones y adecuación de los procedimientos de ensayo estandarizados

¿Cuáles son tus funciones?

Realizaba todas las acciones comerciales necesarias para desarrollar el plan de expansión  internacional de la empresa y abrir nuevos mercados internacionales, mediante la búsqueda de oportunidades en proyectos en el extranjero tanto con clientes privados como públicos, búsqueda distintos colaboradores locales, preparación de ofertas, seguimiento de las mismas, relaciones internacionales…

¿Qué destacarías de tu experiencia como becaria y export manager?

Pues todo. Me ayudó a introducirme en el mercado laboral precisamente en la rama de comercio exterior que era la que me interesaba. Me proporcionó las herramientas para familiarizarme con todo lo que conlleva el comercio exterior, desde la identificación de una oportunidad en el exterior hasta la organización logística, temas aduaneros, etcétera, y profesionalizarme en la rama.

Además, me permitió aprender a superar fronteras físicas, lingüísticas y culturales para conseguir llevar a cabo el proyecto en cuestión, aprendiendo muchísimo sobre las formas de trabajar y procesos en los distintos países.

¿Te fue útil la formación impartida por PROEXCA para tu desarrollo profesional?

Totalmente. Puedo decir que después de cursar el máster y gracias a la oportunidad que brindó Proexca para introducirme profesionalmente en el comercio exterior, no he parado de trabajar en la rama de internacionalización. Fue la puerta de entrada a mi profesionalización en este mundo, del que no pretendo bajarme. Además, me ha permitido conocer a los principales agentes de sector y crear sinergias realmente interesantes a nivel profesional.

¿Actualmente, ¿qué tareas profesionales estás desarrollando?

Sigo en el sector del comercio internacional, como Técnico de exportación en ASPROCAN, Asociación de Organizaciones de Productores del Plátano de Canarias, con la firme intención de ofrecer nuestro producto canario más significativo en terceros países.

¿Cuales son los motivos por los que recomendarías a una empresa  mirar hacia el exterior?

La decisión de mirar hacia el exterior depende desde luego del sector y de la empresa en particular. Es una decisión importante dado que los recursos exigidos al inicio son cuantiosos, tanto monetarios como humanos, y en la mayoría de los casos son acciones que darán sus frutos en el medio plazo, no con beneficios inmediatos.

Dicho esto, la situación de estos últimos años ha hecho que nos demos cuenta de que una posición de comodidad y conformidad en el mercado local y nacional puede ser un gran problema si las cosas vienen mal dadas, por lo que siempre es interesante abrir mercados, diversificar a nuestros clientes, de manera que la dependencia de un solo mercado sea mínima o, en el mejor de los casos, ninguna.

Creo que hay que aprovechar las oportunidades y ayudas a la internacionalización que se están brindando desde organismos públicos, como es el caso de Proexca. El tener herramientas humanas y financieras de apoyo es una gran oportunidad para minimizar dudas y riesgos.

Además, personalmente creo que es muy gratificante ver crecer un proyecto a todos los niveles, entre ellos en presencia internacional, y ver como clientes de distintas localizaciones, culturas e idiomas demandan tu producto o servicio.

¿Y a otros futuros becarios?

En mi caso, mi experiencia es previa al cambio donde se unificó todo en el Máster en International Business Management, por lo que la formación estuvo centrada únicamente en las licitaciones, siendo un complemento perfecto a mis estudios previos de Máster Oficial en Dirección de Comercio Exterior de la ULL.

Ahora que la formación es un máster en sí mismo y teniendo en cuenta que creo firmemente que es una especialización con futuro laboral, animo a aquellas personas que tengan curiosidad por el comercio y la negociación a que se especialicen en mercados internacionales. Es un mundo que a veces puede ser duro, pero sin duda muy gratificante y que te permite crecer tanto profesional como personalmente.