ExperienciasFormación de Talento

Javier Soriano nos cuenta su experiencia en el Banco Mundial en Perú

By 27 febrero, 2017 mayo 14th, 2020 No Comments

¿Qué modalidad de beca cursaste?

Mi año como Export manager fue una beca en Organismo Multilateral en el año 2015, en este caso, el Banco Mundial, en su oficina país de Lima.

«…si se cumplen algunas premisas como son tener un buen respaldo económico, creer en lo que uno hace, reconocer muy bien el mercado en que deseas introducirte, y no esperar resultados inmediatos, absolutamente lo recomendaría salir al exterior y más en un mercado acotado, como el canario.»

¿Cuáles son tus funciones?

El Banco Mundial es un Organismo Multilateral que tiene como misión la reducción de la pobreza y el fomento de la igualdad de oportunidades entre los habitantes de los países de bajo y medio ingreso. Por tanto, el Banco Mundial apoya a los gobiernos a promover buenas prácticas de política, así como al desarrollo a través de asesoramiento y financiación.

Mi función, en concreto, durante el año como export manager fue la de apoyo a la implementación de proyectos de desarrollo social e innovación digital y análisis económicos de viabilidad de nuevos proyectos del Banco Mundial para Ecuador y Perú. Además, también estuve involucrado en el apoyo que ha dado y sigue dando el Banco Mundial a Perú para que pueda llegar a ser un país miembro de la OCDE para el año 2021, para lo cual tuve que interactuar con varios organismos del país y liderar el manejo del proyecto.

¿Qué te motivó a orientar tu andadura profesional hacia el comercio internacional?

En mi caso, estudié Administración de Empresas y trabajé 6 años en auditoría financiera en una Big Four y posteriormente en el departamento de control de gestión de una multinacional alemana, por lo que ya tenía cierta experiencia en negocios internacionales. Me decidí entonces por ampliar mi formación específica en esta área y hacer el Master en comercio internacional que proponía Proexca, ya que tenía mucho interés en seguir creciendo profesionalmente en esa dirección y tener la oportunidad de conocer de primera mano el funcionamiento de los mercados y las políticas en países en desarrollo.

Otro aspecto que también me motivo a especializarme en esta rama es la necesidad vital que tiene Canarias de interactuar con el exterior. Mi objetivo es el de volver y contribuir a una Canarias abierta y emprendedora.

¿Qué destacarías de tu experiencia como becario?

Destacaría lo que puedes llegar a aprender y crecer cuando sales de tu zona de confort. En mi caso, nunca me hubiera imaginado venir a vivir a Perú. Sin embargo, desde que llegué mi objetivo fue el de aprovechar al máximo la oportunidad profesional que tenía delante. Ya había tenido la oportunidad de vivir en el extranjero, ya que estuve en Bélgica de Erasmus y también fue una experiencia gratificante, pero vivir en un país en vías de desarrollo te da otra visión. Laboralmente, gracias a la beca, pude continuar trabajando en el Banco Mundial como Consultor de estrategia y seguir creciendo en esta institución tan global. Son ya más de dos años en este país y en el Banco, y la experiencia está siendo apasionante.

Perú es un mercado en crecimiento, muy dependiente de las materias primas, pero con muchos desafíos como país que hacen que las oportunidades de inversión sean mucha y en muchos sectores.

¿En qué medida esta formación especializada supone una mejora en tus expectativas laborales? ¿te encuentras trabajando actualmente?

Sí, como dije antes, tras el año de beca me contrataron en el Banco Mundial como consultor en estrategia e implementación de proyectos. Actualmente trabajo en la supervisión de la implementación de proyectos tanto en Perú como en México, principalmente en el sector de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), tanto de infraestructura tecnológica como de fomento de la innovación y capacidades digitales. De cara al futuro espero poder llevar de vuelta a Canarias mi experiencia de primera mano en cooperación internacional y de desarrollo de proyectos con el sector público en Latinoamérica.

¿Recomendarías a una empresa  salir al exterior?

Lo fácil es decir que sí, pero habría que ver caso por caso. Pero si se cumplen algunas premisas como son tener buen respaldo económico, creer en lo que uno hace, conocer muy bien el mercado en el que deseas introducirte, y no esperar resultados inmediatos, absolutamente lo recomendaría y más en un mercado acotado, como el canario.

¿Y a otros recién licenciados?

Mi recomendación a cualquier persona es luchar por lo que uno cree. A aquellos que tengan el gusanillo de una experiencia exterior, les recomiendo que cierren los ojos, vayan a donde tengan que ir, que disfruten, aprendan y vuelvan mejores.

Desde mi experiencia, mi tiempo en Latinoamérica está siendo muy enriquecedor y trabajar con personas de diversas nacionalidades me está aportando mucho. Ahora bien, espero seguir explorando otras partes del mundo.