CanariasNoticias Proexca

Canarias se fortalecen como set publicitario

By 26 abril, 2021 No Comments

El Sector Audiovisual de rodaje de ‘spots’ de publicidad ha sido un desahogo para las productoras canarias, que tienen buenas perspectivas para la temporada alta, el próximo invierno.

Dentro del sector audiovisual canario, los rodajes de anuncios publicitarios en distintos enclaves del archipiélago se han convertido en un desahogo para muchas productoras. Incluso, algunas se dedican en exclusiva desde hace años a este ámbito que, en ocasiones, maneja inversiones considerables.

La pandemia de la Covid-19, evidentemente, ha sido un problema y ha generado cancelaciones y aplazamientos. Pero ha tenido también una cara positiva, ya que ha afianzado Canarias como un set publicitario más seguro que otros competidores tradicionales, lo que abre, según los profesionales del sector, un panorama esperanzador con la vista puesta en el otoño-invierno, que al igual que sucede con el turismo, es la temporada alta de los rodajes publicitarios en Canarias.

«Nuestro clientes no son gigantes, se dedican sobre todo a la moda. El año pasado, con la pandemia nos dijeron que lo suspendían todo, que no saldrían de sus países. Pero a final de año, acabaron viniendo a las islas proyectos que no podían ir a donde siempre acudían. Hemos tenido proyectos de gente que iba para Sudáfrica, pero no pudieron hacerlo por las restricciones. En un caso concreto, alguien les dijo de ir a Tenerife y fueron. Se quedaron alucinados y se dieron cuenta de que aquí tienen todo lo que buscan y sin la necesidad de irse en un viaje de nueve horas. El panorama pinta muy bien, porque nos hemos dado a conocer mucho más y creo que se producirá un efecto llamada», apunta Lucas Spaccesi, de A&L Productions, durante el descanso de uno de los rodajes de publicidad que esta semana se ha desarrollado en Gran Canaria.

«A todos los niveles, recibimos más de lo que la gente piensa, tanto de agencias de publicidad nacionales y europeas como de empresas de todo el mundo, que vienen sobre todo para las campañas de primavera-verano, que se hacen en otoño e invierno. Siempre ha sido así. Nuestro mayor competidor es Sudáfrica, Suramérica y el Caribe. Ahora, por la pandemia, Canarias es mucho más segura que esos destinos. Es de los pocos lugares de Europa donde los profesionales del sector ven que la Covid-19 no está muy fuerte y por eso recibimos muchas propuestas», explica Berna Sacristán, de la productora Shoot Canarias, que prestó sus servicios en la campaña internacional de la marca Yves Saint Laurent, rodada íntegramente en diferentes localizaciones de Gran Canaria, incluidas las dunas de Maspalomas, y que contó con la participación de unos 150 profesionales de todo el mundo.

Reconoce que el 2020 arrancó muy bien y que la pandemia lo cambió todo. «Empezamos a tener actividad en noviembre y octubre, que es cuando se pone en marcha nuestra mejor temporada. Se fue moviendo todo poco a poco, gracias al boca a boca y así comenzaron a atreverse a venir los primeros», comenta Berna Sacristán, que avanza su visión sobre este 2021. «Este año las expectativas son mejores, aunque no se puede comparar con el 2019. Hay empresas que siguen con miedo a desplazarse lejos para rodar sus anuncios», reconoce con pena.

Macaronesia Films es uno de los referentes del sector audiovisual en las islas. Se ha afianzado por su participación en un buen número de rodajes de cine y televisión, pero también en los de publicidad. Es más, cada vez lo hace con mayor asiduidad. «La sensación es que el incentivo fiscal al cine ha permitido un desarrollo industrial que antes era imposible, porque no había recurrencia de rodajes ni empresas. Ahora, en las islas se tiene una potencia industrial considerable, lo que ha permitido que otras actividades del audiovisual que no están vinculadas al cine se desarrollen mucho más, como es el caso de la publicidad», señala Jaime Romero, consejero delegado de Macaronesia Films.

Desde su punto de vista, «el sector audiovisual ha puesto en posición a Canarias». Ahora, defiende, el archipiélago «es capaz de competir y ofrecer un servicio de calidad», lo que permitirá «entrar en un nuevo ciclo de desarrollo para el audiovisual» isleño.

Motor económico

«Todo esto permite que cada vez se consolide el audiovisual como una industria que suma a la actividad económica y que permite reforzar otros sectores tradiciones. Gracias al audiovisual, ahora en plena pandemia, sobreviven hoteles, casas de alquiler de coches, catering y otras actividades», destaca Romero.

Lucas Spaccesi comparte la idea de que las productoras audiovisuales isleñas cuentan cada vez más con un gran número de profesionales con experiencia y alto nivel, lo que abarata costes para las empresas foráneas.

«Contamos con medios, infraestructuras y profesionales muy buenos, lo que permite que no se tengan que venir con muchas cosas de fuera. Mi vida laboral la hice fuera de las islas y el panorama aquí, hace diez años era muy distinto. Era todo mucho más complicado, ahora, sin moverte de las islas, puedes contratar a profesionales con un nivel que nada tiene que envidiar a los de Barcelona, que es lo que mejor conozco», apunta desde A&L Productions.

«El sector es muy de boca-oreja y de trabajar en círculos pequeños, por lo que difícilmente cambias de equipo cuando ya has trabajado con uno y te ha ido bien. Los de los puestos creativos suelen venir de fuera, pero los técnicos suelen ser de aquí. Incluso, yo he hecho trabajos de publicidad para empresas de fuera y el director de fotografía era de aquí», dice Chedey Reyes, de la productora Jugoplastika.

Jaime Romero también pone en valor la variedad de paisajes. «En apenas 40 kilómetros la isla les ofrece playa, montaña, vegetación, ciudad… localizaciones muy variadas que en el continente solo las tendrían tras muchas horas de carretera o avión y eso lo valoran mucho las agencias de publicidad», defiende.

Jorge Giersiepen, uno de los dueños y gerente de Islas Producciones, reconoce que lo mejor es que el sector «no se ha hundido por la pandemia» a pesar de que los rodajes cayeron en su caso «sobre un 70%». «Este año la cosa va mucho mejor, aunque todo es muy complicado, porque los protocolos son muy exigentes. Cuando vienen a rodar, optan por alojarse en villas, donde se crean burbujas o en hoteles pequeños, para estar aislados. En otoño esperamos que se note mucho la mejoría», asegura desde esta productora que lleva 24 años en marcha y que abrió en las instalaciones del Ocean Park, en Maspalomas, el único plató al aire libre para realizar ‘spots’ de publicidad y videoclips.

Michael Friendly, de Seven Island Films, explica que «el año pasado, tras el confinamiento, todo fue muy lento». «Este año ha arrancado bien. El gran problema sigue siendo la incertidumbre, ya que no sabes qué va a pasar por la pandemia. Afortunadamente, en las islas estamos mejor que en el resto de Europa. Antes, confirmabas y en el 99% de los casos iba a misa. Ahora no, sabes que pueden pasar cosas de un día a otro y eso genera cancelaciones y aplazamientos», comenta por teléfono.

Desde esta productora, que ha participado en el rodaje de ‘spots’ publicitarios en las islas para firmas tan importantes como Ikea o C&A, entre otras, se asegura que los procedentes de Alemania han bajado, mientras que los nórdicos han crecido.

«Algunas de las grandes empresas, como Porsche o Danone, son reacias a que sus trabajadores viajen en las circunstancias actuales, por lo que optan por la animación y por aprovechar cosas antiguas para sus nuevos anuncios», explica Michael Friendly, que dice que Seven Island Films cuenta para estos meses con más proyectos de rodajes cinematográficos y de series que publicitarios.

No existe un protocolo sanitario contra la Covid-19 que sea común, pero todas las productoras consultadas coinciden en que se está rodando con mucha profesionalidad y seguridad. «El cliente extranjero está acostumbrado a menos controles que los que se encuentra aquí. Se asombra del nivel de nuestros protocolos. Hemos creado lo que llamamos un ‘Covid coordinator’, una persona que controla las temperaturas de todos los trabajadores, las distancias, los cambios de mascarillas, el número de personas que van en los vehículos, que se vayan los que terminan su trabajo para evitar aglomeraciones de trabajadores, etcétera», afirma Berna Sacristán, de la productora Shoot Canarias, que esta semana ha trabajado en paralelo con tres rodajes publicitarios.

«No hemos hablado entre nosotros, pero todo el mundo está con protocolos muy exigentes, como si existiese una Ley común al respecto. Esa seguridad ya se conoce fuera y es una gran ayuda», apunta Lucas Spaccesi. «Se tiene mucho cuidado, un positivo obligaría a parar todo el rodaje y hay mucho dinero en juego», añade Raúl Suárez, de CamOnBaby Let’s Film!, productora que, dice, «no ha parado de trabajar» gracias a distintos rodajes tras la desescalada a finales de la primavera de 2020.

https://www.canarias7.es/