ColombiaInternacionalizaciónNoticias Proexca

Colombia es el cuarto país con mayor tasa de actividad emprendedora en el mundo

By 10 mayo, 2021 No Comments

Según el último informe publicado por El Global Entrepreneurship Monitor (GEM), Colombia alcanzó la 4ª posición en la tasa de actividad emprendedora en etapa temprana (TEA) de un total de 35 economías mundiales que respondieron la encuesta a población adulta tanto en el año 2019 como en el 2020, remontando 2 puestos con respecto al último Ranking.

El Global Entrepreneurship Monitor (GEM), es considerada una prestigiosa investigación realizada a nivel mundial que analiza la actividad empresarial en los distintos países, tomando como base tanto elementos cuantitativos como cualitativos a las organizaciones para la formulación de políticas y programas de desarrollo de las actividades empresariales. El TEA mide el porcentaje de individuos adultos, entre los 18 y 64 años, que se identifican como emprendedores o nuevos empresarios con menos de 4 años de años de funcionamiento, pagando salarios o cualquier otro tipo de remuneración a empleados y/o propietarios.

Colombia y Panamá fueron los únicos países a nivel mundial donde las percepciones sobre la apertura de negocios durante la pandemia fue superior al cierre de negocios. De hecho, la región de América Latina y el Caribe, fue de las pocas economías que ha experimentado aumentos en la actividad empresarial con respecto a la tendencia global negativa provocada por la pandemia. La creciente tasa de actividad empresarial total en etapa inicial (TEA) de Colombia pasó del 22,3% en 2019 al 31,1% en 2020.

Además, con respecto a la participación por género, Colombia obtuvo muy buenos resultados en emprendimiento femenino, puesto que fue uno de los 8 países donde las tasas aumentaron en este apartado, en concreto más de 10 puntos porcentuales, y tampoco se encontraron apenas diferencias significativas entre hombres y mujeres a la hora de emprender. Asimismo, Colombia subió 12 puestos en el indicador Entrepreneurship Business Ownership (EBO), que contabiliza a los empresarios establecidos, es decir aquellos que llevan más de 42 meses con operaciones continuadas.

Tal y como expresó Ignacio Gaitán, presidente de iNNpulsa Colombia, la agencia de emprendimiento e innovación del Gobierno Nacional,  “es de resaltar que, en medio de las circunstancias que ha traído la emergencia sanitaria al mundo, los indicadores del TEA y el EBO en nuestro país presenten números positivos. Es importante porque, aunque crear o dirigir una nueva empresa no suele ser fácil, tampoco lo es mantenerla a largo plazo. En esto, como país, debemos seguir trabajando para dar estabilidad a las empresas establecidas y proporcionar el surgimiento de nuevos negocios”,

Sin embargo, a pesar de que el informe reveló que Colombia es el país con menor confianza en sí mismo en la región latinoamericana en cuanto a conocimiento, habilidades y experiencia se refiere, es uno de los países con menos temores al fracaso como factor inhibidor para emprender. “Este último aspecto está asociado al espíritu resiliente de los emprendedores colombianos y desde iNNpulsa, reconociendo que aún hay cosas por mejorar, también estamos viendo importantes avances que nos demuestran que vamos recorriendo el camino correcto. Cada día, en Colombia, educamos a los jóvenes para emprender, cerramos brechas en materia de género y habilitamos herramientas para que más emprendedores prosperen”, dijo Ignacio Gaitán.

Financiación y educación

Por otro lado, el estudio también analiza la información de expertos (National Expert Survey o NES) sobre factores como la financiación, educación y el gobierno. En la mayoría de los indicadores, Colombia aumentó en 2020 sus puntuaciones, un logro poco frecuente durante un año tan complicado marcado por el coronavirus.

Con respecto al acceso a la financiación empresarial, Colombia ocupó el tercer puesto de la región, por detrás Brasil y México y por delante de países como Chile y Uruguay, mejorando su puntuación al pasar de 3,4 en el 2019 a 3,7 en el 2020.

En cuanto a educación, Colombia alcanzó el puesto decimocuarto, lo que supone una notable mejora, pasando de 3,1 en 2019  a 3,6 en 2020, en la condición ‘Educación emprendedora en el nivel escolar’. Mientras que en ‘Educación emprendedora postescolar’, el país pasó a 6,6 en 2020, aumentando significativamente desde el 5,3 en 2019. Estos aumentos son signos alentadores del mayor compromiso de la economía con el futuro del espíritu empresarial, incluso cuando la pandemia complicó la educación para muchas personas en todo el mundo. “Estos incrementos son signos alentadores de un mayor compromiso de la educación con el futuro del emprendimiento que, además, hace parte de uno de los ejes fundamentales de la Ley de Emprendimiento”, puntualiza el presidente de iNNpulsa Colombia.

En las tres condiciones relacionadas con la respuesta del gobierno colombiano a la pandemia, el desempeño de Colombia fue mixto con una puntuación media de 4.6 (puesto 27 en general):

  • Política gubernamental: apoyo y relevancia: cayó de 5.0 en 2019 a 4.4 en 2020 (puesto 23)
  • Política gubernamental: impuestos y burocracia: aumentó de 3,1 en 2019 a 3,3 en 2020 (puesto 32)
  • Programas gubernamentales de emprendimiento: pasaron de 4.5 en 2019 a 4.6 en 2020 (puesto 22)

Finalmente, es de resaltar que la «facilidad de entrada» de Colombia también mejoró en 2020 con respecto a 2019, lo que indica un mercado interno que simultáneamente aumentaba su receptividad a nuevos productos y servicios empresariales y al mismo tiempo reducía las regulaciones.

Impacto de la Covid-19

El sector empresarial de Colombia se vio afectado significativamente por la COVID-19, lo que por un lado, probablemente desalentó a muchos empresarios potenciales de iniciar sus empresas, mientras que, por otro lado, empujó a otros a emprender por imperiosa necesidad.

En 2020, el 80% de los adultos colombianos (18 a 64 años) informaron que habían experimentado una pérdida de ingresos familiares en general como resultado de la pandemia. Esta fue la tasa más alta entre los países latinoamericanos de GEM, junto con Chile. A pesar de esta alta tasa, solo el 34% de los colombianos declaró que tenía la intención de iniciar un negocio en los próximos tres años, el segundo más bajo entre todos los países GEM de América Latina (justo por encima de Uruguay con 33%). De los colombianos que esperaban iniciar un negocio, el 61% informó que esta decisión se debió a la pandemia, la segunda cifra más alta entre las economías latinoamericanas del GEM. La baja tasa de intenciones de Colombia en relación con su alta tasa de ingresos perdidos sugiere que muchos empresarios potenciales están optando por no emprender una nueva empresa, quizás debido a la incertidumbre. Sin embargo, aquellos que son reacios pueden convertirse en empresarios de todos modos por necesidad, como lo indica la alta tasa de quienes afirman que la pandemia influyó en su decisión.

La tasa de TEA de Colombia fue casi la misma como su tasa de intenciones para 2020 (34%). Generalmente, una economía con una tasa de TEA tan alta tendría una tasa de intención mucho más alta, ya que muchas personas no pasan de la etapa de intención a la etapa de TEA. Por lo tanto, estos potenciales emprendedores están desaparecidos, probablemente como consecuencia de la pandemia.

El BBVA ha publicado las entidades que pueden ayudar en algún momento al emprendedor a dar un impulso a su proyecto, lo que le permitirá pasar de una buena idea a un verdadero negocio, producto o servicio sostenible. Esta es una selección de algunas entidades, redes y asociaciones que se debería tocar a su puerta para entrar a las ligas del emprendimiento y la innovación en Colombia. Más información: 25 entidades que te ayudarán en tu carrera de emprendedor en Colombia

Fuente: https://innpulsacolombia.com/